Top 5 apps para convertirte en un fotógrafo profesional

Seamos realistas: el selfie pasó de ser un placer culposo a un “must have” en un abrir y cerrar de ojos. En esta ajetreada vida que llevamos vos y yo, cada día gana más valor el poder congelar y celebrar momentos; ese viaje a la playa que tanto planeaste, una hermosa puesta de sol camino a la casa; ennoviarte con esa chica o chico que te gusta, y entregar ese informe en el que pasaste semanas trabajando. Todos lo hacemos con una foto.

Además, gracias a las redes sociales y la mensajería instantánea, el poder compartir esos logros con aquellos que amamos ha fomentado la toma de fotografías desde nuestros dispositivos celulares. Pero, ¿qué hacer si no somos los mejores fotógrafos? ¿O por el contrario, ya te sentís cómodo pero no tenés cómo editar esa imagen a cabalidad?

Hay un mundo de opciones, de hecho, las aplicaciones fotográficas son unas de las más frecuentes en las PlayStores, pero tengo que admitir que éstas 5 me han ayudado a mejorar la calidad de mis imágenes y conseguir muchos más likes. ¿Te animás a probarlas?

PhotoLab: amado por novatos y profesionales por igual pareciera tener la exacta combinación de features. Su simplicidad radica en la cantidad de filtros y herramientas de color que tiene, sumamente fáciles de manejar.

VSCO Cam: arroja resultados de alta calidad profesional. Tiene la particularidad que sus filtros, al contrario de las demás aplicaciones, modifican el color de la foto en vez de solaparse, por lo cual el producto final es mucho mejor. Además, tiene una vibrante comunidad de miembros que realizan selecciones fotográficas internacionales y sirven de apoyo entre sí.

Adobe Photoshop Lightroom: trae cinco ajustes preestablecidos de disparo, que han sido diseñados para ser previsualizados y aplicarlos en el momento de la captura. Cuenta incluso con la opción HD-RAW, lo cual permite tomar y procesar las imágenes con mayor calidad y flexibilidad de edición.

PhotoDirector Mobile: es tan avanzada que permite  aplicar los efectos en vivo, justo mientras vas tomando la foto. Puede remover antes del click cuestiones indeseadas –como el típico fotobomber- o algún elemento que distorsione la imagen y además permite hacer superposiciones y añadir efectos de luz.

AutoDesk Pixlr: el único límite de esta app es la creatividad del usuario. Tiene, desde simples formas de edición como filtros, borrado y recortes, hasta doble exposición; también da la posibilidad de seleccionar una parte específica de la imagen y crear sobre ésta efectos especiales: de luz, de color y hasta sobreexposición.

Recordá que cada foto es única de por sí….es resultado de cómo ves al mundo, y eso es diferente en cada uno de nosotros.

¿Aun buscás más? Tratá con Hypocamp, el único editor exclusivo para fotografía blanco y negro, con posibilidades que van desde el reenfoque y cambios sorprendentes en el reflejo de la luz en la imagen. O, en caso de que quieras encontrar algo de inspiración para tus tomas. http://www.centrocultural.cr/

Seis técnicas comprobadas con las que te convertirás en tu propio jefe

Seamos sinceros, todos hemos soñado con lanzar nuestro propio negocio, hacer crecer una empresa exitosa y no tener que llamar jefe, a nadie más que a nosotros mismos. Pero esta meta, no es cosa fácil, ya que entran en juego la personalidad, la determinación y también las estrategias gerenciales.

No todo es libertades y relajo cuando eres tu propio supervisor. Cuando vos tenés que asegurar que se paguen las cuentas. Y lo admito, me costó llegar hasta acá, pero no me arrepiento ni un solo segundo de haberlo intentado, porque cada paso me llevó hasta donde hoy estoy, con una tarjeta sobre mi escritorio que dice: Gerente general.

Vos también podés. Solo tenés que quererlo y esforzarte por ello.

Acá dejo una breve lista de las cosas que me funcionaron. Espero te sirvan de guía y te permitan ser el dueño de tu propio destino.

  1. Organizá un cronograma de trabajo mensual: es muy difícil llegar al éxito sin coordinación. Realizá un esquema programático que incluya un patrón, una rutina de trabajo propia y comprométete a ella. Por ejemplo; lunes de 9 a 12, desarrollo de concepto; de 2 a 3, esquematización y registros; martes de diseño, etc, etc…Tener autodisciplina te permitirá conseguir la meta.
  2. Enumerá metas diarias: tú propia “to do list”, algo que debés hacer antes de finalizar la jornada. Cumplir con objetivos diarios facilitará la llegada de resultados a largo plazo, ya que, de poco en poco, irás logrando lo que necesitas. Lo importante es no ser negligente con las tareas a realizar ningún día.
  3. Amá lo que hacés: entregarse a la construcción de un negocio propio es una cuestión que requiere tiempo y sacrificios, por lo cual tiene que apasionarte lo que hacés. Así, el trabajo no se sentirá como una carga pesada, por el contrario, será fuente de satisfacción y alegría
  4. Pensá en los detalles: al final del día, allí está la diferencia. Tu negocio, sea en el área que sea, lo harán especial los detalles. Así que no tengás miedo de arremangarte la camisa y conocer todos los aspectos de tu emprendimiento. Que para vos no haya trabajo sucio, que sepas cada una de las cosas que conlleva construir ese imperio por el que trabajas.
  5. Fijá un presupuesto: financieramente es clave mantener el control cuando se inicia un negocio. Allí está el talón de Aquiles de más de uno. Una vez que el dinero empieza a llegar, hay quienes tienden a gastar demás. Mantente enfocado, usá los recursos en la medida de las necesidades que vayan surgiendo.
  6. Mantente sediento: toma orgullo en lo que haces, sé consciente de tus posibilidades y ve incrementando tus metas en la medida que vaya creciendo tu negocio. No pienses en pequeño, sueña en grande.

Atrevéte a decir, “aposté por mí mismo y lo logré”. Descubrí todas las posibilidades, cliqueá en http://www.centrocultural.cr/

Las palabras que puede alejarte cosas buenas

 

¿Habés escuchado alguna vez la frase “La palabra tiene poder”? Recientemente la ciencia ha demostrado que más que un cliché, es la verdad… tantos años de contrariar a nuestros padres, han terminado por darles la razón a ellos.

Pensá por un segundo: ¿cuántas veces decís no al día? ¿y términos como: “olvídalo”, “es imposible”, “pero”, “odio”, “jamás” o “nunca”?…Sé que yo lo digo en más de una ocasión.

La Programación Neuro Lingüística es una estrategia –y una rama de estudio- que investiga la influencia de la palabra a nivel cerebral. Básicamente, el cómo lo que decimos afecta lo que pensamos, por ende, el cómo actuamos y lo que proyectamos ante el mundo en el que nos desenvolvemos.

De acuerdo a los postulados del PNL, lo que verbalizamos puede influir hasta tal punto en nuestro estado anímico que limita la posibilidad de ver oportunidades de negocios, señales de flirteo de ese chico o chica que te gusta y nos distraiga de aquellos objetivos obtenibles a corto plazo.

¿Por qué se da esto? Porque las palabras negativas nos retroalimentan: vienen acompañadas de pensamientos perjudiciales. Hablar en NO, conlleva a pensar en NO y viceversa…por ello suelen conducir a quien las usa a la depresión. Además el que te escucha tiende a vincularte con algo negativo.

Con aquellos con los que hablés repetidamente van a sentir que les drenás energía y es posible que algunos incluso comiencen a evitarte. En cambio si usas términos más positivos sucederá lo contrario, te asociarán con buenas cosas y comenzarás a atraer oportunidades en otros planos.

Si eres del tipo que dice “no creo que lo consiga”, en vez de “estoy trabajando por ello” puedes obstaculizar tu propio progreso, inconscientemente ponés a tu cerebro en auto: “si no lo puedo lograr, no debo gastar tanta energía en ello”, es lo que internaliza.

La psicóloga Blanca Fernández Tovar lo ejemplifica: “si al salir del baño me miro al espejo y me digo: ‘me veo estupenda’ o ‘que guapa estoy’, es más probable que nos salga una sonrisa, que escojamos un atuendo más favorable y al salir a la calle nos sintamos mejor y nos vean diferente; sino, podríamos irnos por esos jeans rotos y suéter viejo y seguir tristes”. En resumen, verbalizar en positivo nos garantiza mucha más felicidad

Es común que nos entristezcamos, como ser humano no podemos vivir siempre alegres. Pero tratá, especialmente en estos momentos, de cambiar tu forma de hablar. De usar “claro que sí”, “me estoy esforzando”, “lo lograré pronto”…dale la vuelta al día. Hablá en positivo, atraé el éxito y ampliá tus posibilidades ya sea diciéndolo en español o en inglés, para saber más mirá http://www.centrocultural.cr