¿Quién fue Nelson Mandela y cómo impactó al mundo?

En las clases de inglés del Centro Cultural Costarricense Norteamericano, conocemos la importancia de la expresión personal, el generar ideas y buscar soluciones como ciudadanos en la sociedad que vivimos. Es por eso, que nuestros estudiantes aprenden inglés por medio de historias y testimonios reales e inspiradores, que les permite mantener una mente abierta y formarse como personas responsables con una educación integral.

Hoy te traemos la historia de un líder e ícono internacional, que inspiró a miles de personas en todo el mundo a defender sus derechos y a no perder la esperanza por un futuro mejor. Nelson Mandela fue un activista, abogado y político sudafricano, que dedicó 67 años de su vida a la lucha por la igualdad racial.

Mandela nació el 18 de julio de 1918, en una pequeña aldea situada al sur de Sudáfrica en la que creció de manera sencilla en un contexto tribual. Tuvo 14 hermanos y vivía con todos ellos, su papá y su mamá. Sin embargo, cuando tenía solo 9 años, perdió a su padre y el líder de su tribu fue quien se aseguró de brindarle una buena educación.

Logró ingresar a una universidad de élite negra, lo cual era imposible para la mayoría de sudafricanos, pero comenzó a interesarse por la política y dejó sus estudios por un tiempo. A sus 23 años se mudó a Johannesburgo, donde comenzó a experimentar la segregación racial y entró a formar parte del Congreso Nacional Africano, un partido político que tenía como objetivo luchar contra la discriminación que el gobierno hacía entre gente de raza negra y blanca.

Tras varios años de lucha interminable contra el apartheid, no se veían muchos resultados positivos. Es más, este seguía creciendo y determinaba a las personas a trabajar en ciertas actividades y a vivir en zonas designadas según su raza. También clasificaba a las personas por su color de piel y prohibía el matrimonio entre individuos de razas distintas. Suena demasiado extremista, ¿cierto? Tal vez ahora entendés un poco más a Mandela y sus ideales.

Al igual que Mandela, nosotros podemos entender qué estaba mal, pero esos eran tiempos distintos, en los que los derechos de los ciudadanos no dependían únicamente de ellos.

En 1962, fue arrestado por conspiración contra el gobierno y se le condenó a cadena perpetua por su activismo político en la lucha por la igualdad de razas. Durante su audiencia, Mandela se encargó de su propia defensa, sin embargo, terminaría pasando 27 años encarcelado debido a sus ideales.

Durante el tiempo en que se encontraba preso, el racismo en su país, al igual que la violencia, seguían creciendo constantemente. Esto causaba que las personas salieran a las calles y protestaran cada vez más, ahora no solo para continuar la lucha contra el gobierno de la minoría blanca, sino, también para exigir la libertad de Mandela.

Tras el pasar de los años, la comunidad internacional intensificó las sanciones contra el régimen del apartheid, y finalmente la presión mundial daría resultados, ya que en 1990 el gobierno de Sudáfrica decidió poner en libertad a Mandela el 11 de febrero.

Poco a poco las cosas iban mejorando, ya que la liberación de Mandela marcó el inicio de una nueva política en este país. Tres meses después de salir de la cárcel, fue elegido para liderar el Congreso Nacional Africano, y comenzó a dirigir negociaciones que permitieron la transición hacia la democracia multirracial. Y es así, como en 1994 se celebran las primeras elecciones democráticas de la historia de Sudáfrica, en las que él arrasó y gracias al pueblo se convierte en el primer presidente negro de su país hasta 1999.

Como podés ver, Mandela era un ícono de admiración para los sudafricanos y el mundo entero, y especialmente a que en 1993 recibió el Premio Nobel de la Paz por su mensaje de reconciliación y convivencia entre razas, que logró la transición de Sudáfrica hacia la democracia.

Después de 5 años liderando como presidente de su país, Nelson Mandela decide retirarse en 1999 de la política, pero sin abandonar del todo sus tareas. Hasta el 2004, año en que anunció su retiro definitivo de la vida pública y la política. Finalmente, el 5 de diciembre del 2013, Mandela fallecería debido a una infección respiratoria a sus 95 años.

La historia de este sudafricano es realmente impactante, ¿verdad? Sin embargo, nos demuestra como nunca hay que rendirse, ni dejar de pelear por lo que creemos. Esperamos que este blog te haya inspirado a seguir haciendo hasta lo imposible para cumplir cada meta que te proponés, ¡cómo aprender inglés! En nuestros cursos de inglés, podés estudiar y ponerle ganas al idioma con historias que te inspiran como la de Nelson Mandela. Ingresá AQUÍ para obtener toda la información que buscás sobre nuestras clases de inglés y conozcas más sucesos impresionantes del mundo entero.



Todos los Derechos Reservados ® 2021 Centro Cultural Costarricense Norteamericano - Asociación sin fines de lucro declarada de utilidad pública.

Call Center:
8000-INGLES

Abrir
¿Necesitás ayuda?
Powered by