¿Es posible aprender inglés rápido? Con estos tips lo lograrás

Cuanto más practiques, mejor y más rápido aprenderás

El autor Malcolm Gladwell propuso que, para convertirte en un experto en algo, debés practicarlo durante 10.000 horas.

Si eso suena como un montón de horas, ¡es porque lo es! Entonces, comenzá a poner las horas tan pronto como podás.

Si deseás trabajar en la gramática, comenzá con algunos consejos sólidos para el aprendizaje de la gramática general o hacé una revisión rápida de algunos errores comunes.

Si tenés dificultades con las habilidades de escucha, podés comenzar con una descripción general de los recursos de escucha disponibles en línea y luego pasar a los podcasts o audiolibros. Si preferís agregar un aspecto visual, buscá películas y programas de televisión que te ayudarán a mejorar la comprensión auditiva.

La pronunciación y el habla son un poco más difíciles de practicar si no tienes un hablante nativo con quien hablar, pero no son imposibles de mejorar. Comenzá con estrategias generales de práctica de oratoria, algunas de las cuales podés usar incluso sin un compañero, luego obtené más información sobre lugares que brinden oportunidades para hablar en línea.

Por último, pero no menos importante, está el vocabulario. Tal vez querás aprender más modismos o proverbios. O quizás estés cansado de sonar como un robot y quieras aprender más palabras del idioma inglés. 

Además, considerá aumentar tu vocabulario relacionado con temas específicos, como los colores, los deportes (deportes específicos como el fútbol), la salud y el estado físico, la comida o los aeropuertos. Y realmente, ¡eso es solo el comienzo!

Al aprender inglés en el Centro Cultural Costarricense Norteamericano, podrás dominar el inglés y permitirte la posibilidad de abrir cientos de puertas para tu futuro. ¡Ponele bonito a nuestros cursos de inglés virtuales! Matriculá ingresando AQUÍ o contactanos al 8000-INGLES (464537) para más información.

Encontrá tu norte

Como cualquier objetivo, aprender un idioma siempre es más fácil y divertido si tenés una razón para hacerlo. Asegurate de mantenerte enfocado en esa razón, ya que te ayudará a superar los momentos en que el aprendizaje parezca difícil.

Por ejemplo, ¿queres aprender inglés para conseguir un trabajo? ¿Viajar? ¿Para impresionar a una chica o un chico de tu clase? ¿O queres aprenderlo simplemente porque no es fácil, porque es un desafío? Cualquiera que sea su motivación, asegurate de no perderla de vista.

También debés reconocer que podés tener más de una razón para aprender inglés y que las motivaciones pueden adaptarse o cambiar con el tiempo.

Para obtener mejores resultados, mantenete al tanto de lo que pasa en el mundo

Seguro que has notado que en tus clases de idiomas, hay un período de tiempo en el que escuchas y leés mucho. Ese período generalmente llega antes de que empecés a hablar y escribir. Esa es una forma natural de aprender algo nuevo. Antes de que podás comenzar a hacerlo vos mismo, debés ver y comprender cómo se hace.

También hay un modismo para esto: “No pongás el carro delante del caballo”. Esto significa que a veces tienes que hacer las cosas en el orden correcto. En este caso, significa obtener la mayor cantidad de información posible primero y no estresarse por su resultado (que es hablar y escribir), al menos no al principio.

Una de las mejores formas de ver cómo se hace es escuchar y aprender de hablantes nativos en línea. Este enfoque te ahorra mucho tiempo cuando te das cuenta de que algunas de las cosas que aprendiste en tus clases de inglés podrían no ser tan utilizadas como pensabas al principio. 

¿Cuáles de estos tips ya ponías a prueba?

Si querés conocer más tips, en nuestras Clases de Inglés te daremos las herramientas que necesitás para volverte un pro hablando inglés.



Abrir
¿Necesitás ayuda?
Powered by