La felicidad tiene nombre: viajar por el mundo

Dicen que el dinero no compra la felicidad. Gracias a un estudio de la Universidad de San Francisco, esa frase entra en duda. Los investigadores demostraron que la clave para ser feliz está en los recuerdos que quedan de experimentar cosas nuevas.

Una encuesta del portal Booking, realizada a 1700 jóvenes de 17 países diferentes corrobora los resultados, las experiencias que surgen de viajar, probar otra gastronomía e interactuar con otras personas, genera recuerdos más fuertes que incluso, el día de la boda de algunos. Por lo cual coinciden en que viajar sirve para “comprar” la felicidad.

Cuando viajamos experimentamos las cosas con todos nuestros sentidos: nuevos colores, olores, sabores y texturas llenan el ambiente y eso hace que el impacto emocional sea más duradero.

La investigación determinó que todas las fases del viaje generan felicidad mientras se van desarrollando: buscar y acordar el destino, conseguir los boletos, hacer las reservas, planificar los lugares a los que se desean ir y el realizarlo. Además, siete de cada diez entrevistados declaran emocionarse sólo con buscar posibles destinos, y más de la mitad afirman sentirse realmente felices cuando reciben la confirmación de la reserva.

Al final del día, lo que gastás en pasajes, estadía y comida, así sea en un buen o mal lugar es una inversión a largo plazo en vos, por eso podríamos decir que, científicamente hablando, si viajar da felicidad, es tu deber buscarla.

Desde el Centro Cultural Costarricense Norteamericano queremos sintás todo lo que este mundo tiene para ofrecerte, que lo vivás todo, por eso tenemos una alianza exclusiva con National Geographic Learning y contamos con material de todo el planeta. Además, integramos EducacionUSA el único afiliado del Departamento de Estado de Estados Unidos en Costa Rica, por lo cual podemos darte toda la información sobre el sistema de becas para estudiar en EEUU

Las cosas que nos enseña el viajar solos

Tres cosas son necesarias en la vida: “Plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo”, dice el viejo proverbio de José Martí que todos hemos oído alguna vez, en la escuela o de la boca de nuestros padres. ¿Pero acaso sabés que el escritor cubano pasó 3 años viajando por Europa y América Latina mucho después de escribirlo? Personalmente, creo que viajar es algo trascendental y el autor, después de publicado el libro, no tuvo chance de ponerlo.

Sonará duro, pero ese fue el error de José, porque viajar nos enseña mucho más del mundo, que lo que aprendemos en clases: El recorrer calles nuevas, escuchar y tratar de hablar en un nuevo idioma, vivenciar la cultura e historia de otro pueblo o probar un plato completamente diferente al nuestro, somete los sentidos a una experiencia práctica que no se tiene en los libros que leemos en los salones.

Tengo una meta: llenar mi pasaporte de sellos. Hasta el momento sólo va por la mitad, pero con ese poco he logrado aprender unas cuantas cosas que hoy quiero compartir con vos:

  1. Valerte por vos mismo: No hay otra opción, al salir no tenés quien te guíe si te perdés; vos mismo tomás el mapa y empezás a preguntarle al primer extraño, que habla otro idioma ¿cómo podes llegar a tu destino?. Con este tipo de cosas terminás descubriendo lo ingenioso que podes llegar a ser, sólo contando con vos mismo, porque tenés que salir de tu zona de confort y tratar cosas que de otra forma no harías.
  2. Valorás culturas nuevas: No es igual leer sobre la historia y cultura de un país que escuchar a una persona que nació en allí contarla o vivirlo en carne propia. Ver fotos del día de San Patricio, no es igual que celebrarlo en Irlanda, tomando una “pinta” de cerveza con un irlandés o bailar en el carnaval de Bahamas la música goombay con una mujer isleña.
  3. Ser fiel a uno mismo: Cuando salís, no te pones maquillaje sino querés, usas barba si no te provoca rasurarte, o esa vieja playera cómoda con la que nunca saldrías de casa. Sos quien sos, sin miedo y con libertad. Y en el proceso descubrís, que ser natural y evitar las complicaciones, no es para nada malo.
  4. Ser independiente: el control del viaje, de los gastos y de los tiempos lo llevas vos. La experiencia está a tu cargo, vos decidís como será. Esta experiencia de tener el dominio completo te da un sentido de independencia que pocas veces tenemos así en casa. Por eso es sumamente refrescante.
  5. Disfrutar la soledad y desconexión: En más de una ocasión estarás solo durante el viaje. Siempre teniendo en mano el celular y las redes, nos distrae de pasar tiempo descubriendo nuestra mente y pensamientos: ¿Sabés qué querés de la vida? O ¿qué es lo que te hace feliz por completo? Tener miedo al estar solo es lo más natural del mundo…pero cuando viajas, es inevitable y en estos momentos aprendés que estar solo es en realidad muy bueno, porque te permite descubrir cosas que no sabías de vos mismo.
  6. Abrís la mente: ¿Pensás mal de la sharia o de la apreciación de la mujer en el mundo árabe? ¿Qué pasa si junto a vos tenés una chica con su velo durante un vuelo de 8 horas? Es inevitable hablar y conectarse: todos somos humanos y tenemos algo en común, es sorprendente lo mucho que aprendés y cuánto podes acordar con una persona y su forma de ver la vida, después de una conversación de 20 minutos en un hotel, un aeropuerto o un bar. ¡Socializá!
  7. Apreciás lo que tenés: No importa dónde vayás, al volver adquirís una nueva visión de lo que hay en casa. Al viajar, revalorás lo que tenés, porque comprendés que hay gente que tiene menos o que fuera las cosas funcionan de otra forma y con ello entendés que podés impactar tu entorno de varias maneras. Regresás cargado de energía, ideas y ganas.
  8. Planificar las cosas: Todo viaje tiene su riesgo, es adictivo. Desde que llegás comenzás a planear el siguiente y eso, te enseña a ahorrar, a organizarte y a planificar el futuro. En el Centro Cultural Costarricense Norteamericano somos así, gracias a nuestra alianza exclusiva con National Geographic Learning que tiene contenidos especiales de todo el mundo y nuestro EducationUSA que facilita los procesos para estudiar en Estados Unidos. Hablá con nosotros desde el chat online y cambiá tu vida.

Claves para pensar como un millonario

Además del dinero, ¿sabés qué tienen en común todos los millonarios?: Su mente. Desde antes de construir sus imperios económicos se visualizaron como hombres de poder y construyeron su futuro primero desde la mente, desde las acciones diarias para luego cosechar los frutos. Entonces ¿cómo podés empezar a ser millonario desde hoy? Fácil: Pensando como un hombre o mujer de plata.

Thomas J. Stanley y William D. Danko publicaron el libro “Los millonarios de la puerta de al lado” (The millionaire next door), resultado de una investigación de 10 años sobre las costumbres y comportamientos de hombres y mujeres con más de un millón de dólares en su cuenta bancaria.

Entre las cosas más interesantes de la lista está el “ser vs parecer”. Todos los millonarios estudiados tenían algo en común: no gastaban mucho en tratar de verse como personas de alto status social; en realidad se vestían modestamente y de acuerdo a la ocasión sin estar invirtiendo grandes sumas de dinero en ropa, joyas o vehículos para complacer a los demás. Estaban contentos sabiendo que eran ricos, no que tenían que arreglarse excéntricamente como tal.

Gastan menos de lo que ganan, es decir la relación entre ingresos y egresos está bien dada. Son capaces de organizarse bien y no sacrificar dinero que no tienen, para así no cometer errores de los que luego no puedan recuperarse. Así logran construir buenos ahorros a largo plazo.

Los ricos modernos suelen usar parte de su tiempo diario en identificar oportunidades para generar dinero, fuera de su empleo. De hecho, estadística mente hablando los emprendedores son más propensos a ser millonarios con mayor rapidez que aquellos que deciden ser empleados de por vida.

Son previsivos, los hombres y mujeres de dinero tienen en cuenta que en cualquier momento puede cambiar el mercado, pueden enfermarse o sufrir un accidente, por eso guardan un fondo de emergencia.

No permiten que la cantidad de dinero que llega extra determine su presupuesto normal. Es decir, no porque ganen más comienzan a gastar más. Saben que la entrada de dinero puede cambiar y lo tienen en cuenta al planificarse.

La mayoría de los sujetos estudiados invierten en sí mismos. Los millonarios tratan de mantenerse actualizados en temas que tengan que ver con su negocio y toman capacitaciones regularmente.

En el Centro Cultural Costarricense Norteamericano sabemos que la educación es parte importante del éxito. Por eso contamos con personal capacitado en el uso innovadoras metodologías de enseñanza y una alianza exclusiva con National Geographic Learning. Además tenemos un departamento de pruebas internacionales para validar lo que aprendás ante cualquier centro académico del mundo y te asesoramos para que estudies en las mejores universidades de Estados Unidos. Llamá al 8000 INGLÉS y cotizá con nosotros

El creador de “la niña afgana” te enseña a tomar fotos

Steve McCurry es uno de los fotoperiodistas más reconocidos que han sido publicados en National Geographic. Ha tomado fotos de múltiples guerras en Irán, Irak y Afganistán, además ha hecho excursiones especiales a Rusia, Beirut, Cambodia, Sudáfrica, India y Filipinas, gracias a su trabajo en la agencia fotográfica Magnum, una de las más importantes y reputadas del mundo.

McCurry es el autor de la fotografía de una de las portadas más vendidas de Nat Geo, la de la niña afgana, aparecida en 1985. Su foto fue tomada en un campo de refugiados y fue una de las primeras en retratar el sufrimiento de los niños en este tipo de centros al que arriban sin nada, tras huir de sus países de origen. Veinte años después la encontró en Peshawar, Pakistán, sólo para descubrir su historia de vida y preguntarle su nombre: Sharbat Gula.

Para McCurry, ciertos elementos hay que tener en cuenta al momento de apretar el botón para capturar la imagen:

  1. Seguí las líneas: en la fotografía es bueno usar las líneas que se forman en la composición, por ejemplo la línea del horizonte o alguna que refleje profundidad.
  2. Lográ la regla de los tres tercios: Hacé este ejercicio mentalmente, dividí la imagen en tres partes de forma vertical y horizontal, ahora mirá al frente, entre las intersecciones y de cada lado, poné cosas importantes.
  3. Usá las diagonales: Fijate en la imagen si hay objetos de interés que le den un sentido diagonal, usalos para crear efectos diferentes.
  4. Buscá los marcos: cuadros o rectángulos naturales como puertas o ventanas sirven para encuadrar la imagen de forma que, quien la mire, preste especial atención a lo que está dentro de esa silueta.
  5. Contrastá: lográ efectos de gran cambio de luz; por ejemplo una bailarina entretelones a oscuras, mirando a la multitud que le espera frente a la tarima del teatro.
  6. Pegate: No temas miedo de acercarte a lo que retratas, a veces la mejor manera de hacer notar lo que querés es pegándote más.
  7. Interrumpí los patrones: si ves un campo verde, busca el color diferente, rompe el paradigma visual.
  8. Belleza simétrica: para los seres humanos la simetría es sinónimo de belleza. Por ésta razón es necesario cuidar los patrones simétricos en las fotos.
  9. Usá las miradas: Poniendo los ojos de la persona que retratas en el centro de la foto, se genera un efecto raro: quien ve la imagen siente que le están siguiendo con la mirada. ¡Aprovechalo!
  10. Creá tus propias reglas: la buena fotografía es resultado de la práctica y la experimentación; la mejor manera de ser buenos fotógrafos es siguiendo nuestros instintos y dándole bastante click a la cámara.

En el Centro Cultural Costarricense Norteamericano sabemos que el mundo es hermoso y está lleno de lugares que lugares que merecen ser recorridos, por eso gracias a nuestra alianza exclusiva con National Geographic Learning contamos con material gráfico de todos los continentes y una metodología de enseñanza única, que garantiza el aprendizaje de inglés para espacios culturales, sociales y profesionales. ¡La vida es ahora! ¡Chateá con nosotros en www.centrocultural.cr y lanzate a la aventura!

¿Cómo darle las mejores oportunidades a tus hijos?

Ser padre es: “el mejor trabajo del mundo” Pero ¿acaso avisan que viene sin manual? ¡No! Porque para los demás trabajos nos entrenan y/o pasamos años de estudio, pero para ser mamá o papá “el trabajo más importante del mundo” no nos dan siquiera instrucciones básicas: salimos del hospital con una nueva vida bajo el brazo y sin idea de qué hacer ahora.

Todos entendemos lo básico: alimentar, dormir, vestir y proteger. Pero además, hay otros deberes necesarios y menos discutidos, entre ellos la educación.

El mundo donde crecimos, no es igual a éste en el que ahora nos desenvolvemos. La explosión informática ha hecho surgir otras posibilidades: nuevas carreras son necesarias, innovaciones son hechas a diario y otras destrezas son requeridas entre los miembros de la novel generación. De forma que, sin creerme la dueña de todas las respuestas sobre la crianza, sino una simple investigadora del tema, he construido una corta lista sobre cosas que permiten abrirle más puertas a nuestros hijos en la sociedad actual.

Fomentar su capacidad de pensamiento crítico es importante; que cuando hagan una pregunta los estimulemos a que razonen las posibilidades, antes de darles la respuesta correcta. Que sean capaces de pensar por sí mismos en la posible solución de los problemas, antes de que llegue alguien ofertándoles una solución.

Otra cosa altamente recomendada es despertar su creatividad, no coartarlos cuando pinten elefantes verdes indicando “está mal”, ya que a futuro, esa habilidad será aplicada en otras cosas, como crear nuevos códigos informáticos o una carrera en diseño.

Debemos estar atentos a sus habilidades comunicativas, corregirlos cuando usen términos incorrectos, no miren al interlocutor a la cara o no se expresen con propiedad, cuidando siempre de estimular su autoconfianza, que aprendan a hablarnos. Esta es una habilidad ampliamente buscada en las empresas, sobretodo porque expresa mucho de su educación, su capacidad de escucha y persuasión.

Otra cosa muy ansiada, es el hablar uno o dos idiomas extra. Desde callcenters hasta trasnacionales, pasando por profesores universitarios, todos recomiendan el conocimiento fluido de inglés, portugués, alemán y hasta mandarín, además del idioma natal. Y es que una cosa es comunicarse con propiedad, otra muy diferente es poder hacerlo en múltiples idiomas, con mayor cantidad de personas, de forma analítica y creativa.

En el Centro Cultural Costarricense Norteamericano nacimos para fomentar el éxito. Contamos con la biblioteca Mark Twain que tiene más de 18.000 recursos bilingües, para nuestros aprendices. Además, gracias a la alianza exclusiva con National Geographic Learning los estudiantes tienen acceso a materiales diseñados para promover una mayor comprensión del mundo y gracias a nuestra metodología de enseñanza garantizamos que adquirirán destrezas blandas como seguridad, facilidad de expresión personal, capacidad de trabajo en equipo y toma de decisiones. Llamanos al 8000-INGLÉS para darles todas las posibilidades que merecen.

¿Gatos o perros? Tener mascotas te mejora la vida así

Todos hemos escuchado a alguien decir que tener una mascota “es bueno para vos”, pero ¿sabes con detalle el por qué?

Datos estadísticos cifran en 65% la cantidad de personas que viven al menos con una mascota en el hogar y científicos de diversas nacionalidades han comprobado la correlación directa de tener animales domésticos con mejoras en la salud, el estado de ánimo y la expectativa de vida. También psicólogos recomiendan adoptar un animal para mejorar las habilidades personales y de sociabilización.

Acá no hay diferencias particulares entre perros y gatos (aunque los partidarios de los caninos cuentan con más estudios específicos a su favor) ambos aportan beneficios palpables para vos y los tuyos. Entre estos están:

  1. Obligan a dejar el sedentarismo: Tener un animal de compañía (sobre todo si se trata de un perro) supone una razón para hacer ejercicio; correr, salir al parque y jugar obliga a realizar un ejercicio más intenso lo cual incide positivamente en la salud del dueño y su entorno familiar.
  2. Fortalecen el sistema inmunológico: las mascotas pueden reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca y científicos han demostrado que tenerlos desde temprana edad ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, con lo cual se disminuye la posibilidad de sufrir alergias y/o enfermedades respiratorias.
  3. Enseñan responsabilidad: limpiar sus desechos, darles de comer, bañarlos, llevarlos al veterinario y crearles una rutina diaria nos obliga a ser más comprometidos y organizados.
  4. Permiten expresar emociones adecuadamente: Tener una mascota es contar con una fuente de cariño que no se acaba, alguien que necesita ser acariciado y regañado, por lo cual nos enseña a expresar adecuadamente sentimientos como el amor y el enojo.
  5. Alejan la soledad: cuando hay una mascota en casa las personas se sienten más protegidas, lo cual les da confianza y seguridad en sí mismos. Además se ha demostrado científicamente que acariciar a los animales caseros estimula la liberación de oxitocina, dopamina y serotonina, hormonas relacionadas con el amor, la alegría, el buen humor y la felicidad. Incluso las personas que sufren depresión muestran mejoría al contar con un perro o gato en casa.
  6. Disminuyen el estrés: hablar, jugar y acariciar a los animales, sirve para disminuir los niveles de cortisol, también conocida como la hormona del estrés.
  7. Facilitan la socialización: las mascotas son perfectas para romper el hielo cuando nos encontramos con extraños y salvarnos de esos silencios incómodos. De hecho, en torno a ellos hay una cultura (amantes de ciertos tipos de perros, concursos, etc) con lo cual se pueden conocer más personas y ampliar el círculo social.

En sumatoria, las personas con mascotas tienen vidas más felices y saludables, con lo cual alargan su expectativa de vida. También se ha demostrado científicamente que tener un perro en casa sirve para predecir la llegada de un sismo, estimar los cambios en la química sanguínea (lo recomiendan para personas con diabetes y anemia) e incluso presienten la llegada del cáncer.

¿Qué esperás para buscarte un amigo peludo? En el Centro Cultural Costarricense Norteamericano creemos firmemente que la vida es para celebrarla y que debemos buscar la felicidad de todas las formas posibles. Por eso contamos con una alianza exclusiva con National Geographic Learning para que aprendas inglés, con nuestros programas especiales para adultos, adolescentes y niños y salgás a conocer el mundo, ¡contactanos al 8000INGLÉS!

¿Estás en el trabajo correcto?

Pasamos 8 horas diarias (y hasta más) en el trabajo. Por eso queremos que sea perfecto. Si tenemos muchas cosas que hacer o un jefe muy fuerte, nos causa estrés; pero por el contrario, si tenemos que hacer cosas aburridas, que no sean un reto y/o exijan el uso de nuestras habilidades nos sentimos estancados. ¿Entonces, cómo saber si tenemos el trabajo perfecto?

Lo obvio sería decir que la clave está en lo que nos hace sentir, pero si las emociones cambian por cientos de factores ¿cómo podemos estar seguros de qué es el trabajo ideal? ¿cómo sabemos que no es sólo un período o una mala racha en la que nos sentimos mal?

La psicóloga Cecilia Sosa es especialista en psicología laboral y explica que debido al mundo tan tecnologizado que tenemos nos cuesta desconectarnos de la oficina, por lo cual lo que sentimos en casa o en nuestra relación en pareja puede reflejarse en el trabajo y lo que vivimos en la oficina lo llevamos a la casa, ya que se activa una sensación cada vez que vemos un correo o leemos alguna red social de un compañero laboral fuera de horas laborales.

Según la escritora Marla Gottschalk hay ciertas señales muy indicativas de cuando no se está en el trabajo correcto, si sentís una o varias de estas por más de 3 meses, es momento de que pensés en un cambio:

  • Levantarse para ir a trabajar se convierte en un dolor: No nos entusiasma la idea de dejar la cama para ir a la oficina, postergamos el irnos de casa lo más posible, y el dinero que nos pagan no nos motiva.
  • No cumplimos las metas: el ser humano busca constantemente la superación, pero cuando no existen oportunidades de lograr objetivos que coincidan con nuestras metas de vida, o que nos enriquezcan, sino que más bien se están desperdiciando nuestros talentos y no progresan nuestras habilidades, estamos perdiendo el tiempo allí. En cambio, si sentís que el trabajo es parte de tu vida, tenes pasión por lo que hacés y hablás de ello con orgullo, si disfrutas pasar tu tiempo en la oficina, compartir con tus compañeros y el dinero no es un factor determinante, estás en el lugar correcto.

En el Centro Cultural Costarricense Norteamericano, queremos a ayudarte a encontrar el trabajo perfecto, gracias al College Program, con el cual podrás estudiar en los Estados Unidos y trabajar en alguna empresa norteamericana. Disfrutá de los beneficios de nuestra alianza exclusiva con National Geographic Learning y prepárate para el futuro desde ya. Llamanos al 8000-INGLÉS

Cinco lugares en Costa Rica para amantes de la ecología

Siempre decimos que Costa Rica es el mejor país del mundo. La camisa de la sele nos acompaña en cada juego y el gallo pinto es obligatorio en el desayuno pero, ¿qué tanto la conocemos? El amor a primera vista sí existe y se llama: tierra tica.

Costa Rica es, sin duda alguna, uno de los países más ecológicos del mundo. Un 25% de su extensión territorial está en categoría protegida ya que cuenta con más de 500.000 especies variadas entre sus playas y cumbres. Esto lo convierte en uno de los lugares con mayor diversidad del mundo. Y vos y yo somos los afortunados de llamarle patria.

El diario La Nación lanzó una votación digital para descubrir cuáles, a juicio de los ticos, son las verdaderas maravillas naturales del país: los lugares must, los de vista obligatoria. Acá traemos un twist con síntesis y picardía: el top 5 del Centro Cultural Costarricense Norteamericano para los amantes de la ecología.

  1.  Santuario de Perezosos: como para morirse de ternura, rodeándose de los recién nacidos perezosos. Ubicado en Limón, el santuario es un destino necesario para los amantes de la naturaleza, ya que se encarga de rehabilitar a los perezosos que han quedado huérfanos, electrocutados y/o heridos. Desde que entró en funcionamiento en 1992 han atendido más de 500 de estos ejemplares, que se encuentran en la lista de animales en peligro de extinción.
  2. Parque Nacional Marino Ballena: Localizado en Puntarenas, es un homenaje a la vida marina. Se creó para preservar hábitats críticos para la reproducción de especies del mar y comunidades biológicas de la costa, resguardando arrecifes y dando paso seguro a ballenas y delfines durante la época apareamiento, mamíferos en severo riesgo de extinción. Visitarlo sirve para sentirse “pequeño” ante la inmensidad de la naturaleza y escuchar la serenata de ballenas cantantes.
  3. Parque Nacional Tortuguero: la tranquilidad y bochorno de los días, se convierte en otra cosa durante la noche. Allí se puede ver cómo comienzan a llegar las tortugas a la playa para dejar sus huevos. Se incorporó al listado de áreas protegidas en 1975 por ser el área de desove más importante del Caribe occidental para la tortuga verde; y lugar de llegada de las variantes: baula, caguama de color pardo y carey, todas en riesgo de extinción. Además pueden avistarse manatíes, vacas marinas, cocodrilos, múltiples crustáceos y hasta 52 especies de peces.
  4. Reserva biológica de Monteverde: Una alternativa para visitar medio país en un sólo viaje es ir a este lugar. Literalmente contiene el 50% de las especies de flora y fauna que existen en Costa Rica y un tercio de las orquídeas. Es reconocido internacionalmente por ser el bosque nuboso con mayor biodiversidad y permitir un gran avance para la conservación e investigación científica. Además, tiene actividades divertidas y ecoamigables, como el canopy, paseos a caballo, rappel, ranarios y mariposarios y vertiginosos puentes colgantes.
  5. Parque Nacional Rincón de la Vieja: es un recordatorio de lo bondadosa que es la madre tierra. Después de años de haber sido sometido a la sobreexplotación ganadera el área comenzó a regenerarse y expandirse. Su nombre proviene de una leyenda, que relata la trágica historia de una mujer que perdió sus amores ante la fuerza del volcán y pasó el resto de sus días merodeando en sus cercanías. Tiene 9 cráteres volcánicos y destaca porque allí “chocan” dos tipos de bosques: el nublado y el seco, que conviven en pacífica armonía. Es el lugar perfecto para los amantes del turismo contemplativo. ¿Y vos? ¿Agarraste algunas ideas para el verano?

Comenzá a vivir a plenitud, viajá a conocer el mundo de la mano del Centro Cultural Costarricense Norteamericano y su alianza exclusiva con National Geographic Learning, contactanos al 8000 – INGLÉS.