Archivos de la categoría Inglés

Love: ¿cómo expresar amor en diferentes idiomas?

El amor es un sentimiento que no conoce de geografía: es internacional. Se vive en todas las regiones del planeta, y así como existen muchos tipos, también hay diferentes maneras de expresarlo. Cada cultura, con sus particularidades, tiene diversas formas de decir la palabra “amor” y también las emociones vinculadas a éste.

Por ejemplo, ¿alguna vez haz sentido que estás destinado a amar a una persona, o que su destino es enamorarse y reencontrarse siempre? Los chinos definen como Yuanfen esa conexión única. Literalmente, significa “fuerza que amarra a dos”. Para esos amores inexplicables, que parecen enviados desde las alturas.

No tan lejos de China, los japoneses tienen otra frase para el amor a primera vista: koi no yokan, una expresión utilizada para dar a entender que el flechazo se da apenas ves a la otra persona.

Los ingleses usan la expresión falling in love cuando no pueden vivir sin alguien y, aunque quieran, no pueden evitarlo: se están enamorando sin control de una persona. Significa “cayendo en amor”.

Una vez que la relación amorosa se concreta, esos primeros meses suelen ser de ensueño. El término noruego forelsket, se emplea para describir esa fase inicial del amor, en la cual las parejas consideran al otro, un ser perfecto.

Cuando no es tan dulce, también se expresa. El dolour exquisite, es la forma en la que los franceses hablan del amor no correspondido. Para ellos, es un estado mental ya que, aunque no puedan estar con esa persona, siguen buscándole y no pueden alejarse, es una adicción. Se traduce como el “dulce dolor”, el “sufrimiento exquisito”.

Otra expresión que se hizo común en Francia, en particular después de la Primera Guerra Mundial, es retrouvailles. A pesar que no tiene traducción exacta, sirve para referirse a la emoción de reencontrarse con el ser amado tras un largo período de separación.

Lo hindúes también saben de amor de lejos. Con la palabra hindi viraha, explican dos situaciones: la primera, cuando el amor se ha fortalecido por la distancia; y la segunda, cuando una persona se da cuenta que se ha enamorado tras estar obligado a alejarse de alguien.

En cambio, si el amor se ha perdido por completo (o si nunca llegó a conocerse) los portugueses tienen la respuesta, lo llaman: saudade. Es un sentimiento de profunda nostalgia, una añoranza que inunda a la persona en espera de un amor que se ha ido.

¿Buscás más palabras para hablar de amor y conectarte con el mundo? Llamá al 8000-INGLÉS o entrá aquí. Gracias a la alianza exclusiva con National Geographic Learning, en el Centro Cultural Costarricense Norteamericano podés descubrir miles de formas de expresar lo que sentís y conocer a personas con intereses similares. ¡Contactanos!

Así podés perder el miedo a hablar inglés

Salir de la zona de confort no es fácil, y cuando aprendemos un idioma nuevo, estamos obligados a hacerlo.

En particular, hablar en público es un verdadero desafío. Sentimos que estamos diciendo mal las cosas, que lo que hablamos no tiene sentido, o que las personas se reirán y quedaremos en ridículo. Cuando debemos hablar en inglés estos pensamientos se elevan al cuadrado, nos generan inseguridad y es eso lo que nos paraliza y distrae del verdadero foco: la entonación, el ritmo y las palabras.

Para evitarlo, podemos centrar nuestra atención en la respiración. Si antes de hablar respiramos profundo y repetitivamente, oxigenamos el cerebro y disminuimos los niveles de ansiedad.

Otra cosa que podemos hacer es practicar minutos antes de hablar, así programamos el cerebro para que empiece a pensar en inglés. Cuando iniciamos el aprendizaje de un nuevo idioma es común que tardemos en procesar todas las palabras, ya que la mente comienza a traducir cada una de ellas. Es por eso que nos toma tiempo encontrar los términos para responder, allí sentimos la duda. No importa cuánto nos tome, somos aprendices, es la repetición la que hará que mejoremos día a día.

También es importante sonreír. Cuando lo hacemos, y miramos al interlocutor a la cara, es menos probable que noten si cometemos alguna falla, ya que ponen parte de su atención en detallar nuestras expresiones y gestos y no en escuchar cada palabra que decimos. Además, inconscientemente, sonreír aumenta nuestra confianza.

Compararse con otros tampoco es bueno. Cada persona tiene su ritmo para aprender, y algunos tienen menos reservas que otros para hablar en público.
Lo importante es que practiquemos y que enfrentemos el miedo, que con el tiempo irá desapareciendo.

Una buena forma de hablar con otros –tanto aprendices, como angloparlantes nativos- es un entorno tranquilo, como el de las clases del Centro Cultural Costarricense Norteamericano. La metodología de enseñanza garantiza la calidad y la confianza al hablar en entornos académicos, profesionales e informales. Además, gracias a la alianza exclusiva con National Geographic Learning, se tienen contenidos provenientes de todo el mundo. ¿Y vos?, ¿querés quitarte el miedo? Llamá al 8000-INGLÉS o entrá aquí

Cuatro consejos para que te adaptés rápidamente a los acentos

Gracias a la colonización, el inglés se ha convertido en uno de los idiomas más hablados del globo. Muchas naciones lo han registrado como su lengua oficial. Sin embargo, en la actualidad, debido al paso del tiempo, las prácticas locales y el cómo se expresaban previamente esas culturas, cada país angloparlante cuenta con expresiones propias y acentos diferentes.

Por ello, es importante adaptarse y aunque es un proceso, hay ciertas cosas que podés hacer para lograrlo con más rapidez. Entre ellas, tenemos:

  • Pedí a la gente que te hable más lento: al inicio, es difícil captar las similitudes que existen entre algunos términos por el cambio en la acentuación, además, muchos habitantes del lugar no saben que no les entendés. Así que, preguntales si pueden hablarte más lento, de esa manera será más fácil comprenderles. – Preparate: antes del viaje, escuchá películas con el acento del lugar al que vayás y usá los subtítulos, de esa forma podés irte familiarizando con la forma de hablar y también al uso de las expresiones locales.
  • Socializá: al salir y hablar con lugareños te exponés más al acento; prestá atención al ritmo y la entonación de las palabras. Mientras más escuchés la forma de hablar, más fácil te será comprenderlo.
  • Sé paciente: no te estresés si no comprendés los primeros días. Estudios científicos han demostrado que, inconscientemente, imitamos los nuevos acentos; algunos académicos opinan que es una herramienta de supervivencia ya que, en la era prehistórica los extranjeros o los “raros” eran rechazados de la manada y tenían menos probabilidades de sobrevivir. Practicá y dale tiempo al tiempo. Ya tu mente está trabajando porque aprendás.

En el Centro Cultural Costarricense Norteamericano contamos con profesionales capacitados en la enseñanza del idioma inglés y contenidos provenientes de todo el mundo, gracias a nuestra alianza exclusiva con National Geographic Learning. Si lo que buscás es prepararte para alcanzar el éxito en este mundo globalizado, tenemos justo lo que necesitás. Contactanos por el 8000-INGLÉS o aquí.