Laurens Molina: Cuando la perseverancia habla inglés

El atleta paralímpico costarricense Laurens Molina es una de las “estrellas” en el firmamento de estudiantes del Centro Cultural Costarricense Norteamericano. No es extraño encontrarlo en alguno de los salones o en la biblioteca de la sede Sabana, donde estudia desde hace 5 meses en el Programa Intensivo.

Este tico, que impuso récord en el Maratón Nacional Paralímpico de Boston, ganó la medalla de oro en el Maratón de Los Ángeles y participó en dos Juegos Paralímpicos (Sidney, 2000 y Londres 2012) representando a Costa Rica. Ahora persigue su nueva meta desde los pasillos de nuestra institución: aprender inglés, para seguir superándose. Desde su silla de ruedas, con sus brillantes ojos verdes y sus cuadernos en mano nos enseña una vez más, con el ejemplo, sobre perseverancia.

Desde el CCCN, conversamos con él sobre sus motivaciones, sus miedos y sus ganas de aprender el idioma que nos apasiona.

CCCN: ¿Qué te motivó a aprender inglés?

LM: Me desenvuelvo mucho en los Estados Unidos y quería hacer amigos, ya tengo algunos, pero el vocabulario era muy corto para poder conversar y necesitaba aprender el idioma para comunicarme mejor con ellos y con otras personas. Y bueno, en el Centro Cultural me dieron la excelente oportunidad de estudiar y me siento realizado porque era uno de mis sueños y en algún momento tuve mis dudas sobre si iba a poder aprender, tenía ese miedillo; pero viendo la planificación, los buenos métodos de estudio y dando la dedicación que hay que ponerle a todo a diario, he podido sacarle mucho provecho.  

CCCN: ¿De qué manera está impactando tu vida el estar aprendiendo este idioma? Es decir, hablarlo de forma más fluida a como podías hacerlo anteriormente.

LM: Bueno, mandarle algún mensaje a algún amigo que tengo en Estados Unidos; poder escribir en inglés en redes o hablarlo con ciertas personas al teléfono o por ejemplo, cuando llamo a hacer pedidos de algún material. También me ha servido para la inscripción de las competencias, para poder leer la información bien o simplemente para cuando estoy en Costa Rica y veo a una persona del extranjero y poderle ayudar; ya me ha tocado en dos oportunidades estando en algún supermercado (…)  y ha sido parte interesante el poder conocer a otras personas, gracias al inglés.

CCCN: ¿Cuánto ha contribuido esto en tu desempeño deportivo? Al acudir a una carrera internacional, ¿cómo te ha podido ayudar?

LM: Bueno sí me ha ayudado. Las comunicaciones son en inglés, las charlas también y en algunas oportunidades, bueno, los americanos hablan en inglés (…) Al principio ¡uy! ¡Pues, yo no entendía nada! Y ahora bueno, con un poquito más de información, por supuesto ya se logra comprender más de qué le están diciendo a uno y claro, esto abre oportunidades y no sólo en el campo deportivo, porque también como persona tengo también otros proyectos, ya en Costa Rica había dado charlas de motivación personal y bueno, mi sueño a largo plazo sería darlas en inglés, para personas que lo necesiten en cualquier país de habla inglesa, ese es mi sueño.

CCCN: ¿Cómo ha sido tu experiencia en el CCCN hasta el momento?

LM: De entrada, me encontré con un Centro Cultural Costarricense Norteamericano muy accesible, lleno de personas dispuestas a ayudarle a uno. Como el edificio es de tres pisos y no hay la posibilidad de que pueda ir al segundo o tercero, los profesores y directores académicos tienen la amabilidad de coordinar la clase en la planta inferior y eso me pareció súper genial, porque de esa forman no hay barreras arquitectónicas para nada.

También, el círculo de personas que he podido conocer acá no lo ven a uno con esa diferencia de estar en una silla de ruedas y eso ha sido realmente inesperado. A veces en ciertos lugares, la gente tiene como cierto recelo con personas como yo. Acá no. Además, hay parqueo, sedes amplias y un espacio apto para aprender.

CCCN: ¿Qué les dice a todos aquellos que no se han decidido aprender inglés?

LM: Bueno pues, que se decidan. Yo en algún momento tuve miedo pero me lancé a esta nueva experiencia y admito que las primeras dos clases fueron un poco complicadas; al tercer día le dije al profesor que quería salir corriendo (risas). Pero la verdad es que todos esos temores se pueden superar con disciplina, con esfuerzo y rápidamente te das cuenta que todos podemos hacerlo, existe acá mucho material al que tenemos acceso; como la biblioteca, el laboratorio, y plataforma de aprendizaje que es de muy fácil manejo. Además, la gente siempre está dispuesta a colaborarle y si bien es un centro dónde se paga para estudiar, las personas deben saber que acá sí van a aprender, van a aprender bien.

CCCN: ¿Qué querrías que las personas supieran de vos, sobre no abandonar los estudios y seguir en ese proceso de aprendizaje?

LM: Parte de todo ser humano siempre está en aprendizaje continuo y la verdad que dejar el colegio o el CCCN, así como abandonar una carrera deportiva es triste. Yo en la adolescencia abandoné el colegio por bullying, por falta de aceptación de mí mismo, pero ya soy una persona madura y he ido sumando esfuerzos para poder aprovechar esos momentos que en alguna oportunidad de mi vida no tomé y hoy en día lo uso al máximo. Eso es lo que debemos hacer todos, enfocarnos en superarnos y seguir adelante.

¡Vení al Centro Cultural Costarricense Norteamericano, y descubrí un lugar perfecto para impulsar tus sueños! Descubrí cursos que potencian la enseñanza del idioma inglés gracias a la alianza con National Geographic Learning con la cual vos recibirás acceso a múltiples contenidos y geniales programas para que llegués mucho más lejos!. Contactanos aquí