El día que me sorprendieron con un aumento salarial

Para mí trabajar sí es un placer: hablar con los colegas, hacer los informes, salir de casa, aprender constantemente…todo esto me importa, me encanta en realidad. Pero desde hacía unos meses me venía sintiendo muy frustrado. Llevaba demasiado tiempo aplicando para posiciones más altas y aunque me postulaba a varios cargos dentro de la empresa, no me seleccionaban.

El punto de quiebre llegó cuando le dieron a Jorge uno de los cargos a los que me había postulado. Estaba molesto, el chico llevaba apenas un mes de trabajar con nosotros y lo seleccionaron sobre mí, que tenía más de un año. Lo pensé mucho y lo decidí: Era momento de hablar con la jefa.

Me cité con ella un jueves. Le expliqué con calma qué tanto quería el trabajo, lo mucho que podía ver un futuro allí en la empresa y sobretodo lo poco valorado que me sentía. Luego se hizo tremendo silencio.

Ella se levantó, se sentó a mi lado y tras verme la cara de avergonzado, lo dijo sin miedo y con suavidad:

“¿Creés que nosotros no lo sabemos? Pero, vos mismo debés saber por qué resultó así. Jorge sabe inglés y ha invertido tiempo y mucha dedicación para prepararse en el idioma” – me dijo- “Aunque vos siempre das el máximo y quisiéramos darte la oportunidad, ese es un requisito primordial si querés ascender acá o en general a nivel internacional. En el mercado laboral actual es un requerimiento básico y vos siempre vivís postergando el inglés”.

Enrojecí. Me di cuenta que me estaba enfocando en lo inadecuado. Tenía que hacer un esfuerzo conjunto, contaba con las aptitudes, pero siempre preferí salir de viaje o compartir con los compas y dejar para después el aprendizaje.

No está de más decir que al salir, ese mismo día investigué cuál era el mejor lugar para aprender en Costa Rica, y me dirigieron al Centro Cultural Costarricense Norteamericano.

¡Desde un inicio me encantó! Hice el curso intensivo y en poco tiempo gané la confianza que necesitaba para expresarme en inglés. Aprendí con profesores muy dedicados, capacitados y con contenidos didácticos, virtuales y sumamente interesantes, todo gracias a la alianza con National Geographic Learning. ¡Mi jefa al notarlo me dio el empujón que necesitaba para aplicar de nuevo!

Tres semanas después llegó el dictamen de Recursos Humanos. El documento indicaba: “¡Eres justamente lo que buscamos en la empresa! Personal con experiencia en dos idiomas y ganas de superarse. La posición por la cual aplicaste es para vos, incluyendo el aumento salarial del 20% que viene con el cargo”.

¡Por dentro exploté de felicidad! Todo había valido la pena: el esfuerzo, las horas invertidas y el tiempo de estudio. El no saber inglés era lo único que me alejaba de crecer profesionalmente. ¡Y sé que fueron los  programas del Centro Cultural Costarricense Norteamericano los que me ayudaron a aprender con rapidez y seguridad. Es por eso que ahora celebro con aumento en mano. ¿Estás listo para ganar uno vos también? ¿O esperás a que te caiga del cielo? No lo pensés más y lanzate; contactanos aquí