Así te cambia la vida saber más de un idioma

Aprender un idioma es, más que una cuestión de actitud y de apertura profesional, una decisión que cambia tu forma de ser. No, no es cliché; es la verdad. Científicos de Estados Unidos, Inglaterra, Australia e incluso Bélgica han realizado investigaciones en distintas universidades y centros médicos comprobando cómo el aprender y practicar más de un idioma fortalece las conexiones del sistema nervioso.

Este reforzamiento sináptico resulta en múltiples beneficios a la salud, que van desde mayor agilidad cerebral hasta el retraso en la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer. Es decir, con sólo decir hola, hi, bon jour, o hallo podés prevenir patologías contra las que no hay ni siquiera vacuna.

Entre las últimas ventajas comprobadas están:

  1. Favorece el razonamiento una publicación de la revista científica Psychological Studies reveló que las personas que tienen la habilidad de pensar en dos idiomas desarrollan conexiones sinápticas que facilitan la toma de decisiones racionales. La teoría de los investigadores establece que la práctica de una lengua extranjera tiene menos resonancia emotiva que la de la lengua materna y permite distanciarse del problema.
  2.  Retrasa el Alzheimer: neurólogos adscritos a la American Association for the Advancement of Science descubrieron que los bilingües postergan hasta 5 años la aparición del Alzheimer en comparación con los monolingües. Se han encontrado evidencias que sugieren también posterga el desarrollo del Parkinson.
  3.  Potencia la memoria y el aprendizaje: en un estudio practicado a 105 personas -80 de ellas bilingües- en el University College de Londres se detectó que, al aprender un nuevo idioma las conexiones creadas entre las neuronas amplían la memoria y la capacidad de aprendizaje, por ello doctores recomiendan aprender y practicar nuevos idiomas a cualquier edad.
  4.  Mejora el multitasking: según un experimento desarrollado por Judith Kroll del Centro de Ciencias del Lenguaje de Penn State University, cuando una persona que habla dos lenguas cambia de un idioma a otro, ejercita el cerebro de una manera que facilita la capacidad de hacer varias tareas al mismo tiempo, una habilidad ampliamente vinculada  a las personas exitosas.

Pero esos no son los únicos beneficios. También incrementa la concentración y la rapidez de procesamiento del mundo en el que coexistimos. ¿Querés lograr estas ventajas o saber más al respecto? Descubrí tu futuro en http://www.centrocultural.cr/